Isla Negra - Casa de poesía y literaturas

Demonizar a Cuba. Enrique Ubieta Gómez

Escrito por revistaislanegra 09-04-2010 en General. Comentarios (0)

 

 

El principal obstáculo que encuentra el imperialismo para derrotar a la Revolución cubana no es militar, ni económico; es moral. De alguna “inexplicable” manera Cuba conserva el prestigio internacional y el consenso interno, pese al desgaste de medio siglo bajo los efectos de un implacable bloqueo y de una sostenida campaña mediática en su contra, pese al derrumbe –veinte años atrás--, y al descrédito, de un “campo socialista” del que hoy se enumeran las manchas y se ignora la luz. Los ideólogos de la derecha saben que ese prestigio moral invalidaría cualquier victoria militar o económica sobre la Isla: en política la única victoria posible es cultural. Lo demás puede llamarse ocupación, asfixia, imposición; y todas son variantes que posponen la victoria del supuesto derrotado. Por eso se han lanzado a fondo, sin medias tintas, en una guerra cultural que lo involucra todo. Una guerra, por supuesto, que no busca ni pide verdades o principios: una guerra para revertir convicciones y sentimientos, que se apoya en la fuerza de los medios de comunicación. ¿O acaso la demonización de la cultura árabe –pueblo que fatalmente habita sobre grandes reservas de petróleo--, no antecede y acompaña a la guerra de exterminio que sufren sus estados “desobedientes”? Lanzarse a fondo significa que esos ideólogos deben repetir sin sonrojos, sin bajar la mirada, que el Che Guevara, el Guerrillero Heroico, fue un asesino; que Batista, el asesino, fue en realidad un buen gobernante; que Cuba, la nación que más vidas ha salvado en el mundo –incluyendo la de sus enemigos--, disfruta de la muerte.
El gobierno de Obama es un excelente portaaviones para bombarderos ideológicos: un rostro negro, un perfil intelectual, una sonrisa seductora. Un enorme y moderno buque que asume poses de crucero, que finge no atacar: para eso están sus aviones, y los pilotos díscolos que a veces despegan de noche, mientras el capitán duerme. Lo cierto es que la ola de irrespetos colectivos que Obama encontró en su traspatio latinoamericano tras la toma de posesión era tan colosal, que la guerra no podía de ningún modo resolverse únicamente por la fuerza. No digo sin la fuerza, digo que no solo por la fuerza. Era imprescindible un golpe de estado aleccionador --y para ello estaba el eslabón más débil, Honduras--, pero un golpe que se acompañase de excusas leguleyas, de trámites burocráticos, de condenas públicas y de privados apretones de mano. Un nuevo concepto para legitimar culturalmente ciertos golpes de estado: en lo adelante la democracia dejará de serlo, si la mayoría del pueblo expresa electoralmente su inconformidad con una legislación que garantiza los intereses imperialistas. Y será legítimo el uso de la fuerza, la de los militares claro, no la del pueblo. A nadie parecen importarle los líderes sindicales que el gobierno de facto –el que dio el golpe y el que acaba de auto elegirse en estado de sitio--, asesina todos los días. Pero los objetivos más importantes de la guerra cultural son dos: Cuba y Venezuela.

Fue quizás en Trinidad y Tobago donde Obama comprendió que el prestigio de Cuba era inmenso. Al término de aquella Cumbre en la que estrenaba su sonrisa, habló de la “utilización” del internacionalismo médico de la Revolución cubana con supuestos fines propagandísticos. Sé que ese prestigio es algo que atormenta a los ideólogos de la derecha, que sueñan con hacer desertar a todos los médicos cubanos. El País, órgano de la trasnacional PRISA en España, califica a la izquierda que apoya a Cuba de estalinista y de “nostálgica”. Nuestros
pequeños ideólogos de Miami, México o Barcelona, tratan de dilucidar, con ínfulas academicistas, las razones de esa simpatía internacional y organizan cartas de condena que llevan de puerta en puerta. Usan todas las armas para disuadir a los solidarios; también el chantaje político, y si es preciso el fusilamiento mediático. La guerra es a muerte. Los diplomáticos de Estados Unidos y de algunos países europeos servidores de su política ya no se esconden en Cuba, caminan sin pudor junto a los disidentes que construyen y pagan. Usurpan los
símbolos de la Revolución, de la izquierda y los rellenan de contenido contrarrevolucionario: plagian a las Madres de Mayo –a las que siempre despreciaron y combatieron--, para construir a las Damas de Blanco. Son ingredientes para un buen cóctel: mujeres dolientes y mujeres acompañantes, ropa blanca (además de símbolo de paz, en Cuba ese color
adquiere otros significados religiosos, para nada católicos), gladiolos, y no obstante, misas católicas. Lo que importa es el encuadre de la cámara. Ponga usted el dibujo, que yo pongo la guerra, decía Hearst en 1898; construya el set y filme la escena –si usted prefiere, twitéela--, que yo escribo el guión, dicen ahora.

Demonizar a Cuba. Hacer que los niños de las escuelas españolas sientan lástima de los niños cubanos, escolarizados, saludables, como pocos en América Latina. Que los ciudadanos honestos que apenas tienen tiempo para sobrevivir en medio de una crisis económica que amenaza su tranquilidad primer-mundista, se compadezcan de los cubanos, más pobres, es cierto, y sin embargo más protegidos, y pese a todo, más libres como seres humanos. Que miren a Cuba y se desentiendan de lo que ocurre en Iraq, o en Palestina, o en América Latina. O en España. Convertir al ALBA –ese maravilloso sistema de solidaridad entre pueblos--, en un emporio de oscuros intereses ideológicos. Lo difícil, sin embargo, es que una operación cultural de carácter mediático pueda saltarse o revertir la vivencia de cientos de miles de latinoamericanos, de africanos, de asiáticos, de norteamericanos y de europeos, que han recibido la solidaridad cubana y venezolana. Lo difícil, es ocultar el sol con un dedo, aún cuando ese dedo lleve el anillo imperial.

tomado de Rebelion:
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=102975)

Instituto de Bush Promueve Guerra Cibernética Contra Venezuela, Cuba, Irán y Rusia

Escrito por revistaislanegra 09-04-2010 en General. Comentarios (0)

From: Eva Golinger

To: virtin red informativa internacional

George W. Bush presidirá al evento

 

Eva Golinger

 

Mientras que el próximo 19 de abril iniciará la celebración del bicentenario en Venezuela, en Estados Unidos, esa fecha será utilizada para coordinar estrategias de guerra cibernética contra Venezuela, Cuba, Irán, Rusia, China, y Siria.

 

El Instituto George W. Bush y la organización estadounidense Freedom house han convocado un encuentro de « activistas por la libertad y los derechos humanos » y « expertos en Internet » para analizar el « movimiento global de ciber-disidentes » .

 

Al encuentro, que se realizará el 19 de abril en Dallas, Texas, asistirán Rodrigo Diamanti de la organización Futuro Presente de Venezuela ; Arash Kamangir de Irán ; Oleg Kozlovsky de Rusia ; Ernesto Hernández Busto de Cuba ; Isaac Mao de China ; y Ahed Alhendi de Siria. También estarán presentes miembros del gobierno estadounidense y otras organizaciones vinculadas con la comunidad de inteligencia de Washington, como Jeffrey Gedmin, presidente de Radio Free Europe/Radio Liberty, un proyecto de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) creado durante la Guerra Fría para luchar contra el comunismo en Europa ; Daniel Baer, Asistente Secretario de Estado para la Democracia, los Derechos Humanos y el Trabajo ; Peter Ackerman, fundador del Centro Internacional para el Conflicto Noviolento (ICNC), entidad involucrada en las llamadas « revoluciones de colores » en Europa Oriental ; Oscar Morales Guevara, fundador del movimiento « un millón de voces contra las FARC » y también promotor de un movimiento contra el Presidente Chávez a través de Facebook ; Jennifer Windsor, directora ejecutiva de Freedom House, y otros representantes de Freedom House, el Departamento de Estado y el Instituto George W. Bush.

 

HABLARÁ BUSH

Según la agenda del evento, su propósito es analizar « las condiciones de las libertades políticas en Internet en el mundo », y « capacitar a los participantes con las tecnologías y el conocimiento para superar la censura gubernamental » . El propio ex Presidente George W. Bush, y su esposa Laura, darán las palabras de apertura del evento. Luego, habrán presentaciones de los representantes de Freedom House y el Departamento de Estado sobre las « amenazas contra la libertad de Internet » en los países representados en el encuentro. Posteriormente, los invitados internacionales de Venezuela, Cuba, Irán, China, Rusia y Siria presentarán sus ponencias sobre los supuestos « peligros » en sus paises contra la libertad de Internet, y su trabajo como « ciber-disidentes » . Hacia al final del evento, Peter Ackerman, antiguo director de Freedom House, banquero multi-millonario y fundador del Centro Internacional para el Conflicto No-Violento (International Center for Non-Violent Conflict), entidad vinculada con la CIA, también participará con otros « expertos » de la guerra cibernética, para capacitar a los jóvenes con las tecnologías que les ayudarán promover cambio de regímenes en sus paises de origen.

 

El participante venezolano, Rodrigo Diamanti, viene del llamado movimiento estudiantil « manos blancas », una iniciativa creada por Washington y los sectores de la oposición contra el gobierno de Hugo Chávez para utilizar la juventud y los estudiantes para promover acciones de desestabilizació n que provocarían un « cambio de régimen ». Su organización, Futuro Presente, fue creada en 2009 por el dirigente de la extrema derecha venezolana, Yon Goicochea, con financiamiento y apoyo del Instituto Cato en Washington. El Instituto Cato es un centro de pensamiento (think tank) de la ultra derecha estadounidense, vinculada con el entorno de George W. Bush.

 

Freedom House es una institución estadounidense financiada por el Departamento de Estado y vinculada con la CIA, que financia y apoya organizaciones que promueven la agenda imperial en paises estratégicamente importantes para Washington. En Venezuela, Freedom House ha estado trabajando desde el año 2005, financiando y ayudando políticamente a los sectores de la oposición contra el Presidente Chávez.

 

El Instituto George W. Bush es un centro de estudio y acción creado por el ex Presidente Bush y forma parte del Centro Presidencial George W. Bush.

 

LA GUERRA CONTRA VENEZUELA

En Venezuela, no existe ninguna limitación ni amenaza contra la libertad de Internet ni la libertad de expresión. Hace pocos días, cientos de infocentros fueron inaugurados por el Presidente Chávez en Venezuela, para garantizar el acceso gratuito a Internet para todo el pueblo venezolano. Los infocentros son salas de computación con acceso a Internet construidas por el gobierno venezolano en ciudades y pueblos por todo el país y son manejadas por las propias comunidades. Más de 7 millones de venezolanos utilizan el Internet, según cifras del 2009.

 

Durante los últimos años, la Agencia del Desarrollo Internacional de EEUU (USAID) y la National Endowment for Democracy (NED) han estado financiando y promoviendo talleres de formación y capacitación en el uso del Internet y las nuevas tecnologías para construir movimientos políticos de la oposición en Venezuela. Más de 10 millones de dólares han sido invertidos a través de la USAID y la NED para este fin. También han ayudado con la adquisición de equipos tecnológicos para ayudar a los movimientos lograr sus objectivos. Hoy, más de 200 mil venezolanos utilizan a Twitter y Facebook como un mecanismo de atacar al gobierno venezolano y promover acciones de desestabilizació n en su contra, además de crear matrices de opinión falsas sobre la realidad en que vive el país.

 

Desde el 2003, el Pentágono ha clasificado la guerra cibernética como el próximo campo de batalla que debe dominar Washington. El Presidente Obama creó un Comando Cibernético el año pasado y nombre un Jefe de Ciberespacio para coordinar las políticas y acciones de EEUU a través del Internet.

El secreto de sus piojos - Por Alfredo Grande

Escrito por revistaislanegra 09-04-2010 en General. Comentarios (0)

“-Disculpame, querido León. Pero no todo
está clavado en la memoria”
(aforismo implicado)

La cartera de Educación porteña censuró materiales pedagógicos del Bicentenario por su “tendencia ideológica”. Hay libros que el ministro no deja leer en el aula. “Como ministro no puedo permitir que se publiquen materiales con alguna tendencia ideológica”, argumentó Esteban Bullrich.“Creo que ningún jefe de Gobierno, ni ministro, ni director de Area debe definir o influir en que los docentes y alumnos utilizen (sic) material con una tendencia ideológica, sea ésta de izquierda, derecha o ‘centro’”.

“Esteban Bullrich, el sucesor de Abel Parentini Posse en la cartera educativa porteña, sinceró con este argumento la decisión de ‘no publicar’ los materiales sobre el Bicentenario, elaborados por especialistas de la Dirección de Currícula, aunque sí, en cambio, colgarlos en su página web personal (www .estebanbullrich.com). Cinco pedidos de informes en la Legislatura reclamando explicaciones, la publicación impresa del trabajo realizado durante 18 meses por los docentes, más un dictamen en el mismo sentido de la Defensoría del Pueblo, una marcha, dos grupos en Facebook de repudio a la ‘censura ideológica’ y una rueda de prensa convocada para el viernes en la Legislatura, muestran que la solución on line del licenciado en sistemas está lejos de conformar a las partes.
(Nora Veiras, Página/12)


(APe).- Luis Landriscina contaba un cuento. Un señor se levanta por la mañana y se da cuenta que le quedan 5 pelos. “Me peino dos para la izquierda, dos para la derecha y uno al medio”. Al dia siguiente, sólo encuentra 4. “Bueno, dos para un lado, dos para el otro”. Un día más y sólo quedan tres: “Uno para la izquierda, otro para la derecha y el del centro. atrás”. Cuando sólo quedan dos, resuelve: “una para este costado, uno para el otro”. Finalmente, al día siguiente se encuentra con un solo pelo. “¡Ma sí, hoy no me peino!”. Cuando no quedan pelos, se nota. Cuando no quedan ideas, se nota menos. Suponer que en la educación puede haber ideas que no impliquen tendencias, mas aún, que no impliquen firmes posicionamientos ideológicos, es haberse quedado pelado de neuronas.

El Bicentenario, para el señor ministro del imposible, al decir del poeta Mario Benedetti, son sólo doscientos años. Habría que preguntarle: “doscientos años… ¿de que?”. Sin tendencia ideológica alguna, apenas podríamos balbucear que el pueblo “quería saber de qué se trataba”, que “French y Berutti tenían el franchising de las escarapelas”, que “llovía, pero, como de costumbre, siempre que llovió, paró”, que “el obispo Lué era un alcahuete de Fernando” (no, en realidad, esto es un poco tendencioso),bueno, que hay gente que viene, que hay que gente que va, como en la casa de Irene. Recordar, conmemorar, evocar, convocar al primer gobierno criollo sin tendencias, apenas permitiría con el rostro grotesco de Stella y Amore, los compradores compulsivos de la tele, decir: “la junta de Mayo financia mejor. Qué grande questa targeta”.

El señor ministro del imposible ha regresado a las épocas del pensamiento único, pero lo ha mejorado. Ha demostrado tener un único pensamiento. A los demás pensamientos se los llevó el peine de la historia. Y el único pensamiento es que el Bicentenario sea tan descafeinado como nuestro himno nacional, amputado, castrado, emasculado justamente para el Centenario. Porque para que las tendencias ideológicas de los criollos no se notaran demasiado y Infanta no se acalorara, se consideró que, por ejemplo, “escupió su pestífera hiel”, era un texto demasiado directo. Por eso tenemos un himno que, en la actualidad, hasta sirve como cortina musical de un aviso de la banca solidaria.

Seguramente, el ministro del imposible cantará sin preguntarse cuál es la tendencia ideológica del himno censurado. Pues bien: es simplemente acallar las voces de los rebeldes de la Historia, para que todo sea más parecido a un partido de bridge o de tute, que a una lucha sin cuartel de un pueblo en armas contra un ejército invasor. Es más grave que censurar. Al menos Tato, aquel voyeur, no ocultaba que cortaba las películas de acuerdo con sus obscenas tendencias ideológicas y eróticas. Cuando en la década del ‘40 se censuraron las letras de algunos tangos, todos recordaban que “en mi pobre vida paria” tenía poco que ver con “en mi existencia azarosa”.

La censura prohíbe lo censurado, pero no puede eliminarlo. La censura no es neutral, ni pretende serlo. El censor es un cerdo que tiene bien claro en qué chiquero le dan de comer. Pero este ministro del imposible aspira a que ninguna tendencia “no de izquierda, ni de derecha, ni de centro” manche el recuerdo inodoro, incoloro e insípido del Bicentenario. No es poca cosa señalar que este ministro no está en condiciones mentales de conmemorar el Bicentenario, porque no puede tolerar tendencias.

Pobres los historiadores revisionistas de la historia “no tendenciosa” de Mitre. ¿O será una de las tantas zonceras que Jauretche no pudo incluir en su libro? Sin embargo, a pesar del grotesco educativo que propone, el tema es grave, muy grave. Tan grave porque de un plumazo, es decir, de un bromazo, sepulta décadas de educación popular, de bachilleratos populares, de experiencias autogestionarias en Educación.

La crítica a la educación formal, sarmientina (con el perdón de las notebooks, que son muy necesarias)ha señalado con justicia que hay educación para el sometimiento o hay educación para la libertad. Y que, en todo caso, quizá sea cierto que el saber es poder, pero no será en los espacios que la cultura represora habilita donde ese poder pueda ser ejercido.

El ministro del imposible pretende una educación que no eduque. Porque educar no es instruir. No es una catequesis laica. No es escuchar comunicados de las fuerzas conjuntas. Educar al soberano es poder disputar la hegemonía de sentidos que los enemigos decantaron durante décadas en la conciencia de los pueblos. Supongo que este ministro del imposible estará de acuerdo en que hubo una Campaña del Desierto, y que eso no tiene que ver con ninguna tendencia ideológica. Pues bien: lo que hubo no fue una campaña, sino una expedición de exterminio; y no fue del desierto, sino al desierto; y además, el desierto no estaba desierto. Pero este ministro contento hubiera ido en ancas de Roca, ya que cuando se habla de tendencias ideológicas, políticas, siempre es para descalificar los intentos de subvertir la historia oficial.

Haga memoria, ministro del imposible: ¿Qué pensó cuando escuchó la noticia que Mónica Cahen D’Anvers dijo en Telenoche que “dos piqueteros fueron muertos en una pelea entre diferentes grupos”? Maximiliano y Darío fueron rescatados por el fotógrafo que no ocultó las pruebas de otra infamia. Pero Mónica, aséptica, no expresaba ninguna tendencia. Apenas una de las tantas historias oficiales.

Señor ministro del imposible: ¿gritó usted los goles del mundial del horror? Seamos democráticamente sinceros, señor ministro. Publique sus propias tendencias ideológicas sobre el Bicentenario. Tómelo como un desafío. Recoja el guante. Quiero leer lo que usted piensa del tema convocante. Después de todo, habrá que esperar 100 años para el Tricentenario y ni usted ni yo estaremos.

Pero ahora sí, quiero que me enseñe cómo se escribe un material pedagógico sin tendencias ideológicas. Usted debe saberlo. No será de los que predica sin dar el ejemplo. Seguro que este texto le va a llegar y, como dicen en el barrio, sabe donde encontrarme. Esto es lo hermoso de la democracia, a pesar de que no siempre cura, de que muchas veces no permite comer y de que, por lo que veo de su gestión, casi nunca educa. No obstante, es democracia, y yo ejerzo mi derecho de pedirle las pruebas de aquello que pretende.

Mientras espero su texto sin tendencias, le adelantaré cuál es la mía: “Con los pobres de la tierra / quiero yo mi suerte echar. / El arroyo de la sierra / me complace mas que el mar”. Es de José Martí, que tenía fuertes tendencias ideològicas. Y se lo dedico a Carlos Fuentealba, que fue asesinado por aquellos que, como usted, no aceptan que las ideologías se expresen, aunque apenas sea, en las tendencias, para conmemorar un Bicentenario de los Pueblos.

Fuente: Agencia Pelota de Trapo

Cambios en Cuba] La Dama protesta demasiado

Escrito por revistaislanegra 09-04-2010 en General. Comentarios (0)
Por Jackson de la Cruz

El Pájaro Tieso -Ernesto Hernández Busto, bloguero en Barcelona y protector de Yoani Sánchez- acaba de hacer una declaración de principios sui géneris: los “disidentes” y “blogueros independientes” en Cuba no tienen ningún impedimento moral para recibir el dinero de Estados Unidos que ayudaría a derrocar al gobierno de la Isla. Lo admite sin ambigüedades y se alista para participar en una reunión con George W. Bush, el próximo 19 de abril, para conformar el estado mayor de la Ciberguerra bloguera, en representació n de los “voluntarios” de Cuba en el Ejército de Estados Unidos.
 
“No hay que tener ningún tipo de vergüenza ni sumarse a esa demonización del dinero extranjero”, dice, y tal parece que no acaba de entender el meollo del problema. El asunto no es que ciertos cubanos reciban dinero del extranjero, sino que lo reciben clandestinamente, violando la ley, de una potencia enemiga cuyo proyecto presupuestario es tumbar al gobierno cubano a cambio de un régimen al servicio de Washington. Actividad que es penada en todos los países del mundo, incluyendo los Estados Unidos.

No es que Cuba “demoniza” el dinero extranjero, como alega el bloguero “independiente” en su cínica apología. Es que de facto se reconoce como asalariado del enemigo, y de paso, compromete hasta la médula a los ciber-contrarrevolu cionarios, cuya independencia este año 2010 tiene el precio que ya puso en un cheque el Departamento de Estado: 20 millones de dólares.
Repetimos para los incrédulos: los 20 millones no son una fantasía del gobierno cubano, sino un financiamiento público emitido por el Gobierno de Obama, cuya partida usted puede ver aquí (documento original en PDF).

Lo extraño es que pese a su defensa de los salarios de los agentes de la potencia enemiga en Cuba -Yoani Sánchez, Damas de Blanco y similares guerreros de la libertad- y los constantes pedidos de dinero en su blog, Hernández Busto dice que él no recibe parte del botín. Como diría Shakespeare: “The Lady dost protest too much, methinks” (la Dama protesta demasiado, creo yo).
 
Tomado de Cubadebate

Sandra Morán en Honduras: El Arte para resistir, el Arte para transformar

Escrito por revistaislanegra 09-04-2010 en General. Comentarios (0)

“El arte y la cultura forman otro frente de lucha; escritores y artistas son sus soldados”

León Trotsky

Cuando empiezo mi charla con Sandra Morán, una artista revolucionaria guatemalteca, ella misma se presenta declarando de tener 50 años, de ser militante a partir de los 14 años, feminista desde 1999, percusionista desde 1982 y lesbiana desde 1990: “ahora soy la síntesis de todo esto” .

Esta mujer, Sandra, es una de las imprescindibles para construir la Nuestra América de José Martí, y es cofundadora de la primera banda feminista de Centro América,  “CantArte Vida”, que dio su primer concierto el 25 de noviembre 2009 en Guatemala, en el marco del proyecto “Unete” de las Naciones Unidas, que busca sensibilizar y denunciar la violencia contra la mujer.

Acompañan a Sandra en este esfuerzo, la Banda Internacional Feminista: Karla Lara, de Honduras; Ana Carter, de Costa Rica; Mimi Pineda y Vilma Perussina, de Guatemala y un grupo de buenos músicos guatemaltecos.

“La idea de crear un espacio que legitimara el arte como expresión de un movimiento social artístico, que tiene sus propias reivindicaciones, es clave porque trasciende el estereotipo o la comercialización del arte como mero entretenimiento para ubicarlo en su papel en el compromiso político con la transformación”, afirma Sandra; "re-posicionar el arte como expresión política es sumamente importante en este momento en que hay que desarrollar más conciencia".

 Sandra comenzó su trayectoria musical política en los años 80, cuando se incorporó a Ka ' Tinamit, grupo organizado en México, y desde 1986, en Nicaragua, se integra con el grupo revolucionario guatemalteco Kin-Lalat, en el que se desarrolló artísticamente en la percusión.

Sandra está aquí, en Honduras, porque participó en el segundo concierto de “CantArte Vida”, el 12 de marzo de 2010, en el marco del Día Internacional de la Mujer, durante el evento “Confluencias”, dedicado este año a dos poetisas reconocidas y apreciadas de Honduras, Lucy Ondina y Amanda Castro, quién tristemente murió a los pocos días del homenaje, a raíz de una enfermedad pulmonar crónica.

Sandra, con la ayuda crucial de la artista Karla Lara, participa en la creación de una banda musical feminista en Honduras. Sobre esta forma de lucha para la mujer, me dice: “es interesantes formar jóvenes músicas, aquí en un país bajo un golpe de Estado, donde tengo la oportunidad de descubrirme diferente, donde mi experiencia puede ayudar a las mujeres para combatir la discriminación, el racismo, la violencia, especialmente contra ellas mismas, el control ejecutado por las instituciones y la iglesia”. “Las mujeres, nosotras, debemos poder decidir sobre nuestras vidas y nuestros cuerpos, aprender de nosotras mismas, haciéndonos más fuertes en la unión, para alcanzar las metas y construir el camino”.

Sandra estuvo presente e interpretó su música en el II Encuentro Nacional por la Refundación de Honduras, evento para establecer y construir el poder popular constituyente en este país centroamericano; dejó a las y los asistentes muy entusiasmados con sus letras, contundentes, llenas de denuncia, que reafirman el derecho de las mujeres y de los pueblos originarios, llenas de energía, de libertad y de esperanza.

El crepitar de su tambor fue capaz de estremecer las almas de los participantes.

En sus propias palabras, dice que el golpe de Estado en Honduras la impresionó profundamente, porque fue capaz de penetrar en la institucionalidad en todos los niveles. “Sin embargo, fue una advertencia muy clara al viento del sur que nos está llevando hacia la izquierda, una amonestación a todos estos movimientos indígenas que están empezando a caminar. Los movimientos sociales tienen que aprender de este golpe, que toda la institucionalidad debe ser renovada, hay que construir, literalmente, la refundación de nuestros países. Por desgracia, en los últimos años, la derecha es más fuerte, y al revés los partidos políticos de izquierda se han desintegrado en muchos países del mundo”.

Aquí, hago un paréntesis indispensable, para reflexionar sobre los resultados de las recientes elecciones en Italia, donde la sensación dolorosa de los que tienen sus corazones más a la izquierda de los otros, es que un triste color gris envolvió a todos los candidatos, los de la derecha y los de la supuesta izquierda (creo que en este momento no hay ningún político elegido que puede declararse verdaderamente  progresista en la península italiana): todo el mundo estaba preocupado para no perder el precioso salario de quien logra su “asiento” en el poder.

Hay una luz intensa en los ojos de Sandra cuando me habla, confiando en que las cosas pueden ser cambiadas, “que, caminando, podemos lograr lo que nos proponemos, sobre todo porque este siglo XXI, sin duda, será de los últimos, de la mayoría, de los oprimidos, como las mujeres y los pueblos originarios”.

Es por ello que quisiera recordar, una vez más, que el movimiento de la Resistencia en Honduras está constituido por un 70% de mujeres.

Sandra termina el nuestro encuentro recordando a todos los revolucionarios del mundo que es muy importante para todos los movimientos tener una estructura de seguridad e inteligencia, para proteger a sus miembros, especialmente contra los militares corruptos e impunes, que fácilmente pueden asesinar y lavar dinero del tráfico de drogas y de personas.

“Más importante aún, yo que viví la lucha de los 80, grito fuerte que no se puede olvidar el pasado. ... debe ser la misma historia, los errores, el hecho de no repetirlos, una profunda unidad para llevarnos a lograr nuestras utopías”.

Agradezco a Sandra por sus palabras y de conmovida, recuerdo de una frase muy hermosa y significativa, para esta ocasión, del Subcomandante Marcos...“la libertad es como la mañana. Hay quienes esperan dormidos a que llegue, pero hay quienes desvelan y caminan la noche para alcanzarla".

* la autora es responsable de la página web en italiano de Prensa Latina 


envio-- Lic. Rosa Cristina Báez Valdés "La Polilla Cubana"