Isla Negra - Casa de poesía y literaturas

Carta abierta a Ana Belén

Escrito por revistaislanegra 09-04-2010 en General. Comentarios (0)

Querida Ana Belén

Desde hace años te he admirado. Tu voz y tus canciones me acompañan siempre. No imaginas cuánto significas para millones de cubanos que te aman y respetan tu arte. Has sido una de las artistas extranjeras más queridas y respetadas por nuestro pueblo.

Sentí consternación cuando conocí que Pedro Almodóvar, Víctor Manuel y tú habían firmado la declaración reaccionaria contra Cuba «Yo acuso». Dude hasta que lo leí en los poderosos medios, que por supuesto lo habían divulgado de inmediato. Anhelo creer que no conoces lo suficiente sobre este tema y que la campaña desatada contra Cuba y su Revolución te ha confundido. Lo señalo porque conozco tus ideas sobre la dignidad humana, la negación a la pena de muerte y tu amor a la paz.

¿Sabes quién es Orlando Zapata? Es penoso hablar de una persona fallecida. Pero en aras de la verdad comento que era un preso común, que el 2 de diciembre de 2009 inició una huelga de hambre, para solicitar en su celda bienestares de los que no disponían otros reclusos, como un televisor, un teléfono personal y una cocina.

Orlando Zapata comenzó su actividad delictiva en 1988. Fue procesado por los delitos de violación de domicilio en el año1993; lesiones menos graves en 2000; estafa unos meses después en el mismo año 2000; lesiones y tenencia de arma blanca en el propio 2000, y heridas y fractura lineal de cráneo al ciudadano Leonardo Simón, con el empleo de un machete; alteración del orden y desórdenes públicos en 2002. Estas causas no estaban vinculadas en ningún caso a la política. Fue liberado bajo fianza el 9 de marzo de 2003 y volvió a delinquir el 20 de ese mes. Debido a su historial delictivo y condición penal, resultó condenado en esta ocasión  a 3 años de prisión. La sentencia inicial se amplió de forma considerable en los años siguientes por su conducta agresiva en la cárcel. Esta información y los datos se pueden comprobar fácilmente.

Quisiera conocer tus opiniones de lo que debió hacer el Gobierno cubano para evitar la muerte de Zapata. ¿Satisfacer sus exigencias y situarle en su celda un teléfono, un televisor y una cocina? La respuesta es obvia. Ningún Gobierno del mundo accedería a estas solicitudes de un recluso. ¿Se aceptaría en los países del 1er mundo en el que vives, satisfacer estas exigencias a algún encarcelado? Tú sabes que la contestación es no.

¿Alimentarlo a la fuerza? Nuestras leyes lo impiden. Sería muy fácil hacerlo, pero iría contra la decisión de quien ha decidido no comer y atentar contra su vida. En cuanto a esto quisiera conocer ¿qué establecen las leyes de tu país para estas situaciones? Recuerdo a los 10 jóvenes irlandeses que murieron en las cárceles de Gran Bretaña cuando el gobierno de la Thatcher se negó a satisfacer sus solicitudes de que los reconocieran como presos políticos. Entonces… ¿liberarlo? ¿Esa sería la solución?  Ningún gobierno que se precie de serlo daría la libertad a un preso por sus amenazas. 

Toda la información -que puede ser corroborada- reafirma que Zapata era un recluso común, no político. Igual nuestro gobierno, como lo haría en cualquier otro caso, trató por todos los medios de impedir su muerte, empleó sicólogos, sofisticados recursos médicos y conocidos galenos en un hospital de renombre para impedirlo. ¿Algún gobierno de Europa atendería en uno de sus mejores centros hospitalarios a un presidiario con condenas por delitos comunes en parecida situación? Se le permitió a su madre que pudiera ver a su hijo, se le mantuvo al tanto de cada detalle. ¿Cuál es la culpa del gobierno cubano? La contrarrevolució n quería un mártir. Aunque este fuera un preso común. ¿No te llama la atención que en 50 años este es el primero? Me agradaría conocer tu opinión.

Busqué más información y accedí a un buscador del primer mundo, Google y escribí “Muertos en cárceles de… podrás ver cuantos fallecimientos violentos (muestran imágenes horribles de los cadáveres) ocurren en las prisiones de numerosos países. Ninguno de ellos ocurrió en Cuba. Sumé los datos y tuve que detenerme cuando eran más de 100 los asesinados en motines y otras causas en sólo dos páginas. Según informan los propios medios, las causas son el hacinamiento y las malas condiciones en que viven los presos.

Y no hablaré de mi búsqueda en el mismo sitio sobre “represión en España contra los inmigrantes” o “cárceles para inmigrantes en España”, y luego “cárceles para inmigrantes en Estados Unidos”… sólo resumiré que hay más de 5 millones de páginas relacionados con estos temas. Informan profusamente que hay cárceles secretas para inmigrantes. ¿Será verdad? ¿No podría el País o el ABC o El Mundo dedicar a algunos de sus eficientes periodistas a investigar sobre tamaño problema? o mejor ¿Hubo alguna campaña en los conocidos periódicos españoles en contra de Estados Unidos por las torturas en las cárceles de Abu Ghraib? ¿No has visto a los presos con uniformes amarillos en la base de Guantánamo? Los llevan custodiados a pasos cortos con esposas en las manos y grilletes en los pies, la cabeza cubierta para que no vean donde están. Y luego durante años yacen encerrados en solitario en una jaula como si fueran fieras. Parecen imágenes sacadas del medioevo inquisidor. En verdad, un horror. ¿Y Felipe González y el  gobernante PSOE, pueden explicar los asesinatos extra judiciales cometidos por el Gal? No ha pasado tanto tiempo.

La operación contra Cuba se basa en convertir a un preso común en un disidente o preso de conciencia.  ¿Disidentes, presos de conciencia o presos políticos? ¿Cómo nombrarías a un ciudadano cubano que reciba dinero de una potencia extranjera -en este caso de Estados Unidos- para destruir a la revolución cubana?. Mercenario, según la RAE es: “tropa que por estipendio sirve en la guerra a un poder extranjero”. ¿Cómo les llamarían en España?

El gobierno de Estados Unidos asigna de su presupuesto anual, de manera oficial, una partida de más de 20 millones de dólares para estas personas (esta información tiene un carácter público). No niego que algunos de los presos o de los llamados disidentes tengan sus ideologías reaccionarias, la diferencia sustancial es que reciben dinero del gobierno de otro país por atentar contra el suyo.

Todo ha sido planeado por las agencias de inteligencia de los Estados Unidos y de algunos países europeos, en la que participan también miembros del servicio diplomático de embajadas radicadas en Cuba (hay imágenes sobre esto reproducidas por nuestra televisión vistas por todo el pueblo). En primera línea están participando y de manera destacada los grandes medios de prensa reaccionarios. Por supuesto estas maniobras van encaminadas a un solo propósito declarado: truncar a la Revolución cubana.

Debemos mencionar que la maniobra contra Cuba, cuenta con el apoyo de la mafia cubana de Miami, y en La Habana con la activa presencia de los llamados disidentes, las Damas de Blanco y los blogueros contrarrevolucionar ios. Por solo detallar a un grupo de estos participantes tenemos a las Damas de Blanco; algunas son esposas de ciudadanos cubanos presos por servir al gobierno de los Estados Unidos. Puedo agregar que he visto en las pantallas de la TV cubana reportajes en donde Damas de Blanco reconocen que reciben dinero de los Estados Unidos y grupos terroristas de Miami. Se excusan con el argumento que no trabajan. Llama la atención sus quejas televisadas refiriéndose a que son muy pocos los dólares que reciben.

Como parte de la campaña contra Cuba, la mafia de Miami también realizó en las calles de esa ciudad una manifestación en apoyo a las Damas de Blanco. Y con ellos desfiló el connotado terrorista internacional Luis Posada Carriles (más conocido como el Bin Laden del hemisferio occidental), de mano de Gloria Estefan (¡El arte de la mano del terrorismo! ¡Qué imagen más terrible! Hay fotos publicadas del terrorista marchando entre los manifestantes.

¿Cómo acusar a Cuba de violar los Derechos Humanos?  ¿Quién acoge en su seno a terroristas confesos y perseguidos por la justicia de Cuba y Venezuela como Luis Posada Carriles, autor intelectual en 1976 de la destrucción en pleno vuelo a un avión civil de Cubana de Aviación? ¿Quién ha mantenido en prisión por más de 10 años a 5 cubanos solo por defender a Cuba de los ataques terroristas que se fraguaban en territorio de ese país?

Detrás de cada una de las intrigas desatada contra nuestra isla durante estos 50 años siempre aparece un solo interesado, el gobierno norteamericano y la mafia anticubana de Miami. Por citar sólo una tenemos el mantenido bloqueo, la razón consta en un documento oficial de ese país que fue secreto durante mucho tiempo y en el que puede leerse: “La mayoría de los cubanos apoyan a Castro… el único modo previsible de restarle apoyo interno es a través del desencanto y la insatisfacció n que surjan del malestar económico y las dificultades materiales… hay que emplear rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba … una línea de acción que, aún siendo lo más mañosa y discreta posible, logre los mayores avances en privar a Cuba de dinero y suministros, para reducirle sus recursos”.

Nos critican de todas las formas posibles. Señalan que la economía socialista cubana es ineficiente, al tiempo que mantienen su bloqueo para asfixiar al país. ¿No te preguntas el por qué finalizada la Guerra Fría aún sostiene su guerra económica solo contra nosotros? También hay una única respuesta. Si lo eliminaran, la economía cubana crecería. ¿Imaginas a la Cuba antiimperialista, a la isla que ha resistido al Imperio, demostrar el triunfo del socialismo? ¿No es una política perversa?

¿Imaginas por un instante a nuestro planeta sin la Revolución cubana? ¿Cómo sería el mundo si no existiera este pequeño país que ha sido la conciencia viva, intransigente, de la humanidad en su anhelo por una sociedad más justa; que ha representado fielmente a todos los pobres que mal viven en el mundo; que ha simbolizado la más alta expresión de solidaridad que se haya visto en la historia de la humanidad?

En estos momentos han articulado una vasta operación internacional con el objetivo de crucificar a Cuba, principalmente de carácter mediático, con expresiones en varios países, específicamente en España,  y ejecutada en primer término por los periódicos El País, ABC y El Mundo. No tenemos duda que la campaña contrarrevolucionar ia continuará.

El pasado 24 de febrero, Guillermo Fariñas Hernández, uno de los llamados disidentes -conocido por “el Coco”- inició una huelga de hambre desde su propia vivienda en la ciudad de Santa Clara. ¿Cuál es su objetivo? Exige “la liberación de 20 presos políticos”. Con esto se refiere a ciudadanos cubanos que fueron penalizados por los tribunales cubanos con todas las garantías procesales por servir a intereses extranjeros contra la soberanía, la  independencia y el orden constitucional del país.  Si muere, como al parecer es su propósito, pese a todos los esfuerzos de las autoridades cubanas por evitarlo, se exacerbará la campaña falaz y desproporcionada.

Fariñas ha realizado más de 20 huelgas de hambre. Un dato interesante: la causa de una de ellas fue  su reacción ante la negativa de otra contrarrevolucionar ia a invitarlo a una reunión de disidentes. Imagina que ocurriría si un ciudadano vasco hiciera una huelga de hambre para lograr que el Gobierno español libere a los etarras presos. La reacción estimula esta conciencia suicida en Fariñas. Necesitan avivar la campaña aunque en ello apuesten por otra muerte. ¿Algún Gobierno europeo permitiría que un ciudadano desde su casa exija la liberación de un grupo de  presos? ¿No parece cosa de locos? ¿Podrías sugerir que debía hacer la dirección de este país para evitar su posible fallecimiento? 

Si hay un pecado cometido por la dirección cubana ha sido el de no denunciar a tiempo los propósitos de la reacción internacional, quizás no previó suficientemente que se estaba organizando la campaña. Por una parte la derecha reaccionaria inducía a Zapata a que continuara la huelga hasta su muerte y por el otro se aprestaban a formar la algarabía. Creo que se debió divulgar ampliamente desde el principio todo lo que hizo por salvar la vida de Orlando Zapata durante los 83 días que duró la huelga. Algo explicable sólo por la cultura de resistencia y de secreto contra el acoso que hemos desarrollado en 50 años.
 
La Revolución cubana, por un problema de ética y de su esencia profundamente humanista, nunca dejaría morir sin atención a un ser humano. El país que tiene en estos momentos más de 34 mil médicos salvando vidas en decenas de países, que ha enviado a sus maestros y ofrecido su activa colaboración material y el método «Yo sí puedo», para que numerosos países alfabeticen a su población más desvalida, por lógica no puede sentir satisfacción por la muerte de un hombre. Quienes ofrendaron miles de vidas para ayudar a sus hermanos africanos a eliminar el apartheid sudafricano y solo trajeron a su regreso a Cuba los cadáveres de sus dos mil héroes son incapaces de una acción tan aberrante.

Creo que entenderás las razones que he expuesto. Todo lo que he expresado puedes comprobarlo con facilidad.

Advierto que vives en un mundo muy difícil y competitivo en el que unos pocos y todopoderosos dueños, siempre de derecha, lo controlan todo desde la gran prensa hasta los canales de televisión, las emisoras de radio, los teatros.

Me niego a creer que quien cantó los versos de Guillén pueda querer un terrible y cruel destino para Cuba. Con sus muchos errores y defectos, Cuba es un poco la esperanza de un mundo justo. Quiero imaginar que tú (al igual que Almodóvar y Víctor Manuel)  no has comprendido el papel que estás jugando en esta maniobra contrarrevolucionar ia, teniendo en cuenta tu amor a Cuba y tu pasado de izquierdas.

Tengo las mismas impaciencias que las de la mayoría de los cubanos y de nuestros amigos en todo el orbe, pero estoy seguro de que la Revolución efectuará los cambios necesarios para perfeccionar su socialismo.

Ojalá la izquierda del planeta y en especial los intelectuales y artistas no se dejen confundir y se movilicen al unísono con Cuba y por Cuba, como es imprescindible que lo hagan. La lógica revolucionaria más elemental obliga a defender a la Revolución cubana y a no tener miedo. La campaña tiene ese objetivo. Siempre seremos la mayoría y debemos demostrarlo. Un mundo sin la Cuba revolucionaria es impensable.

Hago extensiva esta misiva a mis también admirados Víctor Manuel y Pedro Almodóvar.

Mis respetos y saludos cordiales,

Alejandro Álvarez, investigador y periodista cubano

Macedonio Fernández - Buenos Aires, 1874 - 1952.

Escrito por revistaislanegra 08-04-2010 en General. Comentarios (0)

 

 

Ya es este el día, el presentido día
que temblaba en nosotros al pensado
entre los por venir del amor nuestro.
Día que habría de brillar sólo para uno de los dos
y en que vería mis dedos infelices llegándose a sus ojos
sin mirada, para correr los párpados. Que cubrieran
de miradas a los que ya eran ojos sólo para ser vistos.

Idea Vilariño - Uruguay

Escrito por revistaislanegra 08-04-2010 en General. Comentarios (0)

Cuando una boca suave boca dormida besa
como muriendo entonces,
a veces, cuando llega más allá de los labios
y los párpados caen colmados de deseo
tan silenciosamente como consiente el aire,
la piel con su sedosa tibieza pide noches
y la boca besada
en su inefable goce pide noches, también.

Ah, noches silenciosas, de oscuras lunas suaves,
noches largas, suntuosas, cruzadas de palomas,
en un aire hecho manos, amor, ternura dada,
noches como navíos...

Es entonces, en la alta pasión, cuando el que besa
sabe ah, demasiado, sin tregua, y ve que ahora
el mundo le deviene un milagro lejano,
que le abren los labios aún hondos estíos,
que su conciencia abdica,
que está por fin él mismo olvidado en el beso
y un viento apasionado le desnuda las sienes,
es entonces, al beso, que descienden los párpados,
y se estremece el aire con un dejo de vida,
y se estremece aún
lo que no es aire, el haz ardiente del cabello,
el terciopelo ahora de la voz, y, a veces,
la ilusión ya poblada de muertes en suspenso.

Silvio Rodríguez: “Son los mismos sinvergüenzas de hace cincuenta años”

Escrito por revistaislanegra 08-04-2010 en General. Comentarios (0)

Publicado el 6 Abril 2010 - MONCADA

  • El cantautor cubano se refiere a quienes controlan la información mediática globalizada y satanizan a Cuba. Silvio plantea una encendida defensa de la Revolución, con una mirada crítica hacia temas concretos. “Hay que superar la lógica de la Guerra Fría”, señala.

Por Karina Micheletto
Página 12, Argentina

No parece precisamente cómodo el lugar de Silvio Rodríguez: si lleva consigo el peso de los símbolos, si su solo nombre remite a una época y a una forma posible de canción -que fue posible también por una época-, el paso del tiempo lo ha enfrentado al reto de seguir perfeccionando el oficio de trovador. La forma en que ha salido airoso de tamaño desafío se escucha en Segunda cita, el trabajo que acaba de presentar. Un disco hecho de canciones bellas, potentes, que ganan musicalmente en el despojo acústico del trío jazzero que el cubano propone esta vez para acompañarlo. “No podemos ser prisioneros eternos de nuestro pasado, porque hay más mañana que ayer esperándonos”, dice Silvio Rodríguez en la entrevista que concede a Página/12 a través del mail, la forma que ha elegido en los últimos años -en los que también son contados sus conciertos- para hablar de sus nuevos discos, de sí mismo y, sobre todo, de su país. Lo que dice con poesía, pero también con claridad, lo dice justamente por Cuba, y su posición tampoco es cómoda: su amorosa y encendida defensa implica a la vez una mirada crítica hacia temas concretos. En su nuevo disco también sienta postura en temas como “Sea señora”, “un voto a la evolución política de Cuba”, según define: “A desencanto, opóngase deseo. Superen la erre de revolución, restauren lo decrépito que veo, pero déjenme el brazo de Maceo y, para conducirlo, su razón”, pide allí.

Otro tema del disco, “Tonada del albedrío”, resuena en especial por estos días, en estas tierras. “Dijo Guevara el humano que ningún intelectual debe ser asalariado del pensamiento oficial. Debe dar tristeza y frío ser un hombre artificial, cabeza sin albedrío, corazón condicional”, canta allí el trovador, y en el booklet explica que los versos fueron inspirados por el pensamiento oficial que imponen diariamente, de múltiples maneras, las empresas de comunicación. De esos “dueños de la llamada Gran Prensa” habla también el cubano en la entrevista, “los mismos sinvergüenzas que hace 50 años nos tienen bloqueados de todo, menos de su sacrosanta información”.

Entre la balada, el bolero, el danzón, el son y el jazz -entre esas potentes marcas musicales de Cuba-, Silvio avanza en las historias y tomas de postura de esta Segunda cita. “Pero déjeme comenzar nombrando a los buenos músicos que me acompañan: Roberto Carcassés al piano, Oliver Valdés en la batería y Feliciano Arango en el contrabajo”, arranca el cubano la entrevista, consultado sobre ese abordaje musical, marcando la importancia del sonido logrado por ese trío de jazz que se luce en el disco.

-En este disco se escucha una influencia general más jazzera, desde la participación de músicos de este género hasta los arreglos de los temas presentados en formato de trío acústico. ¿Por qué buscó este sonido?

-El trío de jazz, por su intimidad acústica, me parecía el escalón superior inmediato a la soledad trovadoresca. Es un formato idóneo para presentar las canciones casi como vinieron al mundo, sólo arropadas por vaporosos tules. Siempre me he sentido muy atraído por la voluptuosidad de ese sonido. Y creo que Segunda cita demuestra que es un sonido que se puede expresar con lo que hago.

-Esta Segunda cita aparece después de Cita con ángeles (el disco que grabó en 2003), y esta vez invita a todos los seres humanos a pensarse ellos mismos como querubines, no necesariamente todopoderosos. Desde los nombres de los discos, también desde el arte de tapa, plantea una continuidad. ¿Por qué apareció esto?

-Cuando estaba lanzando Cita con ángeles, que fue un disco motivado por la agresión a Iraq, sabía que era muy probable que una Segunda cita estuviera en camino. Era hasta cierto punto lógico que, después de aquella aventura universal, regresara al terruño en los mismos términos de indagación. O al menos por ahí se me fue la inspiración y una vez más he tratado de cumplir con ella.

-En el disco usted dice que la canción “Tonada del albedrío” tomó forma a partir de tergiversaciones mediáticas alrededor de la figura del Che. ¿Podría contar más sobre esas “noticias” que dispararon esta canción?

-No fueron noticias. En los últimos años hay más bien un empeño sistemático en descalificar los símbolos revolucionarios, entre ellos el ejemplo de altruismo del Che. Les molesta que ese hombre haya llegado a ser un icono de los jóvenes del mundo. Empezaron a decir que su imagen se comercializaba, siendo, como fue, un anticapitalista. Precisamente porque lo mató el capitalismo es por lo que ha surgido la leyenda y la contradicción de que su imagen sea vendida. Si el Che hubiera ganado su lucha, no habría tenido sentido usarlo así, él tampoco lo habría permitido. Hoy algunos se dedican a tratar de minar su memoria con mentiras grotescas. Me fui dando cuenta de que no era casual y me dije: aquí les va una más. Tomé frases textuales y las reuní en un contexto diáfano. Por yo vivir en un país socialista subrayé su idea de que el socialismo no necesitaba intelectuales asalariados al pensamiento oficial. Yo había jugueteado con algo parecido hacía tiempo, cuando canté “Yo te quiero libre / como te viví / libre de otras penas / y libre de mí”.

-”Los que gobiernan la información mediática trazan paisajes ideológicos”, dice usted en las notas del disco. La sanción de una nueva ley de medios, a lo que se agregó la investigación sobre las adopciones realizadas durante la dictadura por Ernestina Herrera de Noble, abrió el debate sobre el tema en la Argentina. ¿Está al tanto de esta situación?

-No conozco lo de la ley de medios, pero sí la larga y dolorosa lucha de las Abuelas de la Plaza de Mayo, reclamando saber la suerte de sus seres queridos. Supongo que para algunos enfrentar lo que pasó debe ser angustioso; pero muchos otros llevan décadas viviendo en una pesadilla de ausencias y preguntas. Me parece que todas esas interrogaciones merecen sin falta su respuesta.

-Recientemente un cable de noticias informó que Pablo Milanés, consultado sobre la huelga de hambre de Guillermo Fariñas Hernández, ha expresado su de-sacuerdo con la actitud del gobierno de Cuba hacia los disidentes. ¿Cuál es su posición?

-Si estuviera en mis manos, yo habría amnistiado a esos cien presos que algunos llaman “de conciencia”. Creo que hay que superar la lógica de la Guerra Fría y que nuestra política no debería articularse con la política de nadie. No me importaría que dijeran que los liberé por presión. Yo sabría que lo hice porque hay que cambiar la vieja lógica, porque no podemos ser prisioneros eternos de nuestro pasado, porque hay más mañana que ayer esperándonos. Por otro lado, nuestra prensa -inicialmente por causas de defensa- se acostumbró a ser muy recatada y triunfalista. Hemos criticado mucho eso, pero hasta ahora no ha aparecido la voluntad de superarlo. Mi posición es que todos tengamos derecho a la información, a crearnos una opinión personal de cada cosa y a comentar lo que sea, sin limitaciones. Como usted comprenderá, soy bastante idealista, porque lo que uno lee, aunque lo haga críticamente, tiende a influir. Y en la información no sólo pesa la calidad, sino también la cantidad.

-Volvemos entonces a la pregunta anterior, y a su “Tonada del albedrío”…

-Si, como dice Chomsky, la mayoría de la información que circula en el mundo la maneja la derecha, ya podrá usted imaginar lo que constantemente cae sobre Cuba. O sea que la isla lo tiene difícil porque, a pesar de sufrir la satanización, tiene el sagrado deber de no negarle su derecho a nadie. Ante este dilema, ¿hay que racionalizar la información? ¿Hay que dosificarla? ¿Censurarla? Australia acaba de decirle a Google que ella tiene derecho a escoger lo que se lea en su territorio. Creo que sólo Google protestó; el resto del mundo no le hizo el más mínimo caso a la noticia. Sin embargo, si China dice lo mismo que Australia, se dedican semanas a despedazar el antidemocrático Partido Comunista Chino. No me estoy posicionando: estoy expresando una verdad elemental de nuestros días. Y además quiero decir que a cada instante se habla peor de Cuba, la mayoría de las veces sin fundamentos, sólo porque lo desean los que pagan, los dueños de la llamada Gran Prensa y del 90 por ciento de Internet; los mismos sinvergüenzas que hace 50 años nos tienen bloqueados de todo, menos de su sacrosanta información. Usted no me lo ha preguntado, pero deseo que sepa que en el reciente curso escolar sólo se han podido admitir dos estudiantes de piano en cada conservatorio cubano. No hace muchos años podía entrar una docena de niños. He aquí una “gloriosa hazaña” de ese bloqueo que muchos aplauden.

-¿Cómo hizo todos estos años para conjugar su trabajo de músico y el de diputado? Disculpe si caigo en una pregunta repetida, es que desde aquí su doble profesión se ve como una conjunción extraña, casi un oxímoron…

-Hace ya dos años que no soy diputado. Lo fui durante quince años por votación popular, no porque me haya postulado. En Cuba hay pocos diputados profesionales. La mayoría de la Asamblea está compuesta por trabajadores de los diferentes sectores y se concurre a las reuniones ordinarias dos veces al año. En cualquier caso, mientras lo fui, no hubo contradicción profesional entre el diputado y el músico, porque se entendía que mi trabajo me llevaba constantemente de un lugar a otro.

-”Cuando tenía veinte años estaba seguro de que la poesía podía salvar el mundo”, recuerda usted en el prólogo del Cancionero editado el año pasado. A los 63 años, ¿cuál es el poder que le asigna a la poesía?

-La poesía es revelación; contribuye al saber, al mejoramiento espiritual y por ende incluso al bie-nestar físico. Es lo que creo.

-Su proyecto “Expedición al centro del hombre” lo llevó por las cárceles de Cuba. ¿En qué medida lo enriqueció a usted mismo? ¿Piensa repetir la experiencia?

-En el 2008 participamos pintores, cineastas, escritores, poetas y músicos de varias especialidades. Una de las cosas más lindas era la participación artística de los presos; ellos tienen un fuerte movimiento de aficionados. Siempre terminábamos cantando juntos porque en muchas cárceles hay muy buenos grupos musicales. Estuvimos en 16 prisiones, ante unos 40 mil reclusos. Después vi que en España estaban haciéndolo con la ópera y me pareció tan hermoso que pensé en algo parecido en Cuba, quizá con música de cámara y -¿por qué no?- también sinfónica. Pero ese sueño tendrá que esperar. En las condiciones económicas actuales, lo veo difícil.

-Ha dicho que no piensa cantar durante mucho tiempo más, pero también ha hecho público su deseo de actuar en el Colón. ¿Sigue en pie?

-Lo del Colón fue postergado porque lo estaban reparando, ahora no sé cómo andará…

-Si pudiera saber cuáles van a ser los últimos años de su vida, ¿cómo los planearía?

-Haría cosas, por supuesto; trataría de realizar algunos sueños. Pero creo que la mayor parte del tiempo lo pasaría con mi familia

saludo inicial

Escrito por revistaislanegra 08-04-2010 en General. Comentarios (0)

Un espacio de difusion de la poesía que se suma a nuestra Revista.

Fundada el 1 de abril de 2004, "Isla Negra" circula en todo el mundo a traves de envios gratuitos por correo electrónico.

Miles de suscriptores que además reenvian estas paginas que además son reenviadas, formando una extensa red de amor por la poesía.

En este blog volcaremos ademas, cuentos, opiniones, historia, agendas, comentarios, libros y mucho mas...

ojalá nos encontraemos seguido por esta tierra de confines inacabables, aunque de isla se trate.

 

un fuerte abrazo de bienvenida

gabriel